martes, 19 de noviembre de 2013

LA ORACIÓN NOS UNE A DIOS

"Sabed, que nuestra gloria es la comunidad monacal de hombres y mujeres, que con su espíritu permanecen ya en el cielo.Ellos crucificaron su cuerpo junto con sus pasiones y tentaciones. Ellos ya no se ocupan de aquello que van a comer o vestir, sino de aquella oración por la que, sin perder el tiempo, día y noche,están unidos a Dios, aun cuando trabajan con sus manos."

El Tesoro Espiritual de San Basilio el Grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario